jueves, 23 de enero de 2014

TARTA Y CUPCAKES RED VELVET



AYYYY!!!! Si yo hubiera descubierto esta receta antes!!!!
ME ENCANTA!!! La he hecho ya tres veces y se ha convertido en mi tarta favorita con diferencia.
Al principio pensé que tenía unos ingredientes un poco extraños, pero cuando una amiga la trajo a casa y la probé... todo cambió. Esa textura del bizcocho, esponjoso como ninguno, de sabor espectacular, ese toque de cacao y vainilla... y el relleno de crema de queso... Arrrgggg. Se me hace la boca agua de acordarme...
La mezcla es taaaaaan ricaaaa!!!
En fin, que os dejo con la receta, porque de pensarlo ya tengo antojo de hacerla de nuevo.
Probadla, aunque os parezca extraña!!!

INGREDIENTES (para una tarta de unos 18cm):

PARA EL BIZCOCHO:
- 120 g de aceite de oliva
- 320 g de azúcar
- 2 huevos
- 2 cucharadas rasas de cacao en polvo (tipo Valor)
- 250 ml de buttermilk (la venden preparada en supermercados Lidl)
- 300 g de harina
- 1/2 cucharadita de colorante rojo en pasta
- 3 cucharaditas de extracto de vainilla
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 2 cucharaditas de vinagre blanco

PARA LA CREMA DE QUESO:
- 350 ml de nata de montar
- 100 g de azúcar glass (no es necesario si usamos nata vegetal que la lleva incorporada)
- 250 g de queso cremoso (tipo philadelphia o mascarpone)
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Nota: la cantidad de crema a realizar dependerá de la decoración.

PREPARACIÓN TRADICIONAL:
Importante hacer el bizcocho en el orden indicado.
1. Tamizar la harina junto con el cacao en polvo. Reservar en un bol.
2. Bate el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien mezclados.
3. Continuar batiendo e ir añadiendo harina y buttermilk de la siguiente forma: 1/3 de la harina reservada, 1/3 del buttermilk, luego otro tercio de harina, así alternando los dos productos hasta terminarlos.
4. En un vaso verter el bicarbonato y el vinagre y en cuanto burbujee, añadir a la masa del bizcocho.
5. Agregar el colorante y el extracto de vainilla.
6. Hornear en un molde engrasado durante unos 45-50 min a 180º.
Para la preparación del relleno, simplemente, batimos el queso con el azúcar hasta que quede cremoso. Montamos la nata y mezclamos con el queso y la vainilla. Si se trata de nata normal, debemos esperar un par de horas en la nevera para que coja cuerpo. Si es nata vegetal, podemos usarla inmediatamente.

PREPARACIÓN CON THERMOMIX:
Pesar la harina con el cacao y reservarla.
Pesar la buttermilk y reservarla.
Poner en el vaso el azúcar, el aceite y los huevos. Batir 1 min a velocidad 5.
Poner la máquina en marcha a velocidad 5 sin tiempo, e ir añadiendo la harina y la buttermilk alternando hasta formar una masa homogénea (primero 1/3 de harina, después 1/3 de buttermilk, otra vez harina... así alternando). Continuamos sin detener la máquina.
En un vaso verter el bicarbonato y el vinagre y en cuanto burbujee, añadir a la masa del bizcocho.
Por último, añadir la vainilla y el colorante y esperar 1 minuto más.
Hornear en un molde engrasado durante unos 45-50 min a 180º.
Para preparar el relleno, batir 30 seg los quesos y reservar. Montar la nata y mezclar con el queso con movimientos envolventes.
Si se trata de nata vegetal (tipo Ambiante), podemos montar la nata primero y directamente añadir el queso para que se mezcle, ya que no se pasará.

MONTAJE DE LA TARTA:
Cuando el bizcocho esté frío lo partimos en tres capas, que no será necesario mojar, ya que el bizcocho es muy húmedo, aunque si somos adictos a las tartas "chorreantes" podemos mojar con un poco de almíbar de vainilla.
Rellenar con la crema de queso y adornar al gusto.

VARIANTE CUPCAKES:
Hornear la masa de bizcocho en cápsulas para magdalenas durante 20-25 min a 180º.
Adornar con la crema de queso.
Son un bocado ideal para una merienda especial.

Y mirad qué corte tiene!!!! ESPECTACULAR!!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario